Atención - Este sitio usa cookies

Al navegar o utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de ellas. Puede cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Saber más

Acepto

Una cookie es un fichero que se descarga en el ordenador/smartphone/tablet del usuario al acceder a determinadas páginas web para almacenar y recuperar información sobre la navegación que se efectúa desde dicho equipo.
 
Política de cookies: Esta Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.
 
¿Cómo se utilizan las cookies? Al navegar por este portal Web el usuario está aceptando que se puedan instalar cookies en su terminal y que nos permiten conocer la siguiente información: - Información estadística del uso de la web. - El 'login' del usuario para mantener la sesión activa en la web. - El formato de la web preferente en el acceso desde dispositivos móviles. - Las últimas búsquedas realizadas en los servicios de la web y datos de personalización de estos servicios. - Información de las encuestas en las que ha participado el usuario. - Datos de la conexión con las redes sociales para los usuarios que acceden con su usuario de Facebook o Twitter.
 
¿Cómo administrar cookies en el navegador? El usuario tiene la opción de permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su terminal:

Para ajustar los permisos relacionados con las cookies en el Navegador Google Chrome: - Hacer clic en el menú situado en la barra de herramientas. - Seleccionar Configuración. - Hacer clic en Mostrar opciones avanzadas. - En la sección “Privacidad” hacer clic en el botón Configuración de contenido. - En la sección de “Cookies” se pueden configurar las opciones.

Para ajustar los permisos relacionados con las cookies en el Navegador Mozilla Firefox: - En la parte superior de la ventana de Firefox hacer clic en el menú Herramientas. - Seleccionar Opciones. - Seleccionar el panel Privacidad. - En la opción Firefox podrá elegir: Usar una configuración personalizada para el historial para configurar las opciones. * Más información sobre Mozilla Firefox.
 
Para ajustar los permisos relacionados con las cookies en el Navegador Internet Explorer 9: - En la parte superior de la ventana de Internet Explorer hacer clic en el menú Herramientas. - Seleccionar la pestaña de Seguridad y utilizar la opción Eliminar el historial de exploración para eliminar las cookies. Activar la casilla Cookies y, a continuación, hacer clic en Eliminar. - Seleccionar la pestaña de Seguridad y utilizar la Configuración mover el control deslizante totalmente hacia arriba para bloquear todas las cookies o totalmente hacia abajo para permitir todas las cookies. Tras ello, hacer clic en Aceptar. * Más información sobre Internet Explorer 9.
 
En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. En algunos navegadores se pueden configurar reglas específicas para administrar cookies por sitio Web, lo que ofrece un control más preciso sobre la privacidad. Esto significa que se puede inhabilitar cookies de todos los sitios salvo de aquellos en los que se confíe.

PIEZA INVITADA / SEPTIEMBRE 2018

Retablillo del Cristo del Pozo

Madera dorada y policromada
Madera y telas
Taller zafrense
Siglo XVII - XIX

Capilla del Pozo, Zafra

 


El 24 de septiembre de 1787, un hombre yendo a sacar agua del pozo, que da nombre a la calle, vio flotando la imagen de un Crucificado. Congregado el vecindario y avisada la clerecía, fue extraída con una escarpia que, aún, cuelga como testigo junto a la imagen. Informado el obispo de Badajoz resolvió que se expusiese a la devoción en la iglesia o en las inmediaciones del pozo. Por lo que, en 1792 y a costa de los vecinos, “se dispuso una decente capillita”, donde “permanece con luz toda la noche”.
La capilla, embutida en una de las casas de la calle, es tan modesta que apenas supera el metro cuadrado en planta. Cubierta con una bóveda de arista, tiene en su frente el altar con el retablo y, a la izquierda, un nicho en el que se colocaba la lámpara que lo iluminaba.
El crucificado es una talla policromada de regusto manierista, fechable a comienzos del siglo XVII, y destinada a la devoción doméstica
El retablillo seguramente es reaprovechado y obra del último tercio del siglo. Lleva, en el comedio, para alojar la imagen una hornacina cruciforme, que se enmarca con pilastrillas con cartelas y remata en un frontón curvo y volutas laterales con cogollos de frutas. Es obra vinculada a la escuela de Blas de Escobar, quizá se deba a su discípulo Alonso Rodríguez Lucas.
En el siglo XIX se añadió al retablo un zócalo de madera con una hornacina para alojar una Dolorosa, que venía a completar el significado pasional de la capilla.

 

 

Diez años después el Cristo del Pozo vuelve al Museo Santa Clara

En septiembre de 2008, el Cristo del Pozo y su retablillo estuvieron expuestos en el Museo como Pieza del Mes. Ahora, exactamente diez años después vuelven para resguardarlos tras el intento frustrado de asalto a la capilla. Tras el arreglo de la puerta que destrozaron unos desaprensivos volverán a la misma.

Noticia en la prensa
pozo2
pozo1

PIEZA INVITADA / JUNIO-SEPTIEMBRE 2018

Custodia Procesional de la Colegial Insigne

Ostensorio
Plata dorada
Taller madrileño
1605
 
Templete
Plata en su color y dorada sobre alma de madera
José Portillo
Taller sevillano
1683

Cofradía Sacramental 
Parroquia de Nuestra Señora de Candelaria, Zafra

2custodia

 

 

La primera duquesa de Feria, en abril de 1605,  al instituir una fundación para dar culto al Santísimo Sacramento en la entonces iglesia mayor de Zafra, envió desde Madrid un ostensorio o custodia de plata sobredorada y facultó a la Hermandad Sacramental para aceptar cualquier manda o limosna. Lo que explica que desde 1683 esté incorporado a un templete procesional, que ofrendaron Alonso Sánchez Ortiz y su mujer Isabel Enríquez, mayordomos de dicha cofradía.

El ostensorio muestra líneas clasicistas, propias de la platería de comienzos del XVII. Concebido como una sucesión de microarquitecturas, sobre las que tan solo resaltan una guirnalda, unos querubines y una fina decoración burilada, se  coronada con un sol de rayos alternantes y cruz central, para acoger el viril con la hostia consagrada.

El templete o urna, de casi dos metros de altura, es ya obra plenamente barroca repleta de motivos naturalistas, cartelas y volutas repujados, a los que se suman algunos querubes en relieve. Consta de un pedestal mixtilíneo y cuatro columnas salomónicas que reciben arcos de medio punto y una cúpula bulbiforme, con su linterna, campanilla e imagen de la Fe en el coronamiento. Dentro, otra peana de movidas formas aúpa el ostensorio y se rodea de otras cuatro menores, que hacen lo propio con las imágenes de los Doctores de la Iglesia Occidental: san Ambrosio, san Jerónimo, san Agustín y san Gregorio Magno.

Las dos piezas carecen de marcas, pero mientras la autoría del ostensorio aún permanece anónima, la del templete está documentada como obra de José Portillo (c. 1650-1685), un platero sevillano que, a pesar de su corta vida, dejó una producción brillante.

 

 

Inscripción en la peana:
ESTA VRNA DIO DE LIMOSNA ALONSO SANCHEZ ORTIZ/ Y SV MVGER DOÑA YSABEL ENRIQVEZ SIENDO/ MAIORDOMOS DE LA COFRADRIA DEL SANTISSIMO SACRAMEN/NTO/ DE LA YG[L]EZIA COLEGIAL DESTA BILLA DE SAFRA [H]ISOSE AÑO 1683

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sacristía conventual
Del 5 de junio al 2 de septiembre de 2018
3custodia

EXPOSICIÓN TEMPORAL

 

Cristo doloroso articulado

Caña de maíz y papel policromados
163 x 47 x 40 cm
Taller de Tlaxcala, Nueva España (México)
Último tercio del siglo XVI

Colegiata de Nuestra Señora de Candelaria, Zafra

 

 


Se atribuye a los purhépechas o tarascos, pueblo premexica asentado en Michoacán, la invención de la técnica de la escultura en pasta de caña de maíz, que daba tal ligereza a las estatuas de sus dioses que «siendo de la corpulencia de vn hombre mui grande, pesan tan poco, que los puede llevar vn Niño».

Tras la conquista, los frailes, encargados de su evangelización, apoyaron esas técnicas, pero ahora al servicio de la nueva fe. Si se rebajaba el peso de las imágenes su carga procesional resultaba más llevadera para los portadores. Pero para ello fue necesaria, por parte de los maestros indígenas, la asunción de los ideales estéticos y devocionales de la metrópoli. Debido a estas razones, algunas de esas imágenes tomaron el camino de España, desde fechas tan tempranas como 1531.

Entre ellas, cruzó el océano, este Crucificado de la Colegiata, si bien desconocemos por qué y cuándo llegó a Zafra; donde fue adaptado para el ceremonial del Descendimiento y Santo Entierro del Viernes Santo, por lo que nos muestra al Señor como si estuviese aún colgado de la cruz.

Como simbiosis de dos mundos, este Cristo doloroso articulado responde a modelos de la escultura española de la segunda mitad del Quinientos, pero está fabricado en caña y pasta de maíz siguiendo la tradición tarasca: con una longitud de 163 centímetros, pesa tan solo 6,8 kilos.

Y si lo comparamos, tanto en conjunto como en detalles (caída del cabello y tipo de barba o el perizoma), con el llamado “Cristo de Cortés” de la catedral de Tlaxcala (México), resulta evidente que ambos responden a unas mismas manos o un mismo taller.

Por su mal estado de conservación, esta exposición entre otras cosas pretende evidenciar su necesaria y pronta restauración.

 

 

 

 

 

Del 27 de marzo al 27 de abril

De martes a domingo de 11:00-14:00 h. y de 17:00-18:30 h.

Galería alta del Museo

 

piezainvitada mar abr 14 cartela 3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Cristo doloroso articulado

PIEZA INVITADA / DIC16-ENE17

TRIUNFO DE LA INMACULADA SOBRE EL DRAGÓN APOCALÍPTICO

Óleo sobre lienzo  
106 x 135 cm
Taller sevillano
Mediados del siglo XVII

Colección particular, Zafra

 


A lo largo del siglo XVII hubo un florecimiento de la tesis inmaculadista, que argumentaba que la Virgen había sido concebida limpia del pecado original. Fue tal, que incluso la Monarquía española llegaría a preconizar este postulado para su elevación a dogma.

Pero la creencia era antigua. Las certidumbres de los primeros siglos fueron retomadas, en el medievo, por los franciscanos que se convirtieron en sus adalides.

De ahí la presencia, en el lienzo, tanto del rey católico, quizá Felipe IV, como de un fraile, san Francisco seguramente, que flanquean a una mujer alada, que representa a la Inmaculada Concepción, rodeada de ángeles portadores de soles, como ella, con motes referidos a su pureza.

Es una iconografía infrecuente, cuyo sustento ideológico se encuentra en el Apocalipsis, 12 1-17, en el que se narra la «Visión de la Mujer y el Dragón».

Si en el capítulo, se reconoce a este como Satanás; en la Mujer se ha visto a María, que recibió «las dos alas del águila grande» para salvarse del maligno. Entonces, el Dragón de siete cabezas, irritado por no poder matarla, «se fue a hacer la guerra al resto de sus hijos», a los que se identifica con los seguidores de Jesús.

En esta ofensiva contra la cristiandad, bajo el sol y la luna, la Virgen alada, el rey y el santo, conjurados, amarran con el cordón franciscano al Dragón, que se revuelve ante las estocadas que le infligen el Hijo, Cristo Nazareno en sayal, y la Iglesia. Envolviendo la batalla, se disponen el Tetramorfos, las Mujeres fuertes y guerreros antiguos.

Una alegoría franciscana sostenida en las Escrituras y en el verbo, de ahí los textos alusivos a María y las plumas portadas por los personajes.

 

 

 

Galería alta. Del 7 de diciembre 2016 al 8 de enero de 2017

2
piezainvitada dic_ene_16-17_cartela 1_001