Atención - Este sitio usa cookies

Al navegar o utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de ellas. Puede cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Saber más

Acepto

Una cookie es un fichero que se descarga en el ordenador/smartphone/tablet del usuario al acceder a determinadas páginas web para almacenar y recuperar información sobre la navegación que se efectúa desde dicho equipo.
 
Política de cookies: Esta Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.
 
¿Cómo se utilizan las cookies? Al navegar por este portal Web el usuario está aceptando que se puedan instalar cookies en su terminal y que nos permiten conocer la siguiente información: - Información estadística del uso de la web. - El 'login' del usuario para mantener la sesión activa en la web. - El formato de la web preferente en el acceso desde dispositivos móviles. - Las últimas búsquedas realizadas en los servicios de la web y datos de personalización de estos servicios. - Información de las encuestas en las que ha participado el usuario. - Datos de la conexión con las redes sociales para los usuarios que acceden con su usuario de Facebook o Twitter.
 
¿Cómo administrar cookies en el navegador? El usuario tiene la opción de permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su terminal:

Para ajustar los permisos relacionados con las cookies en el Navegador Google Chrome: - Hacer clic en el menú situado en la barra de herramientas. - Seleccionar Configuración. - Hacer clic en Mostrar opciones avanzadas. - En la sección “Privacidad” hacer clic en el botón Configuración de contenido. - En la sección de “Cookies” se pueden configurar las opciones.

Para ajustar los permisos relacionados con las cookies en el Navegador Mozilla Firefox: - En la parte superior de la ventana de Firefox hacer clic en el menú Herramientas. - Seleccionar Opciones. - Seleccionar el panel Privacidad. - En la opción Firefox podrá elegir: Usar una configuración personalizada para el historial para configurar las opciones. * Más información sobre Mozilla Firefox.
 
Para ajustar los permisos relacionados con las cookies en el Navegador Internet Explorer 9: - En la parte superior de la ventana de Internet Explorer hacer clic en el menú Herramientas. - Seleccionar la pestaña de Seguridad y utilizar la opción Eliminar el historial de exploración para eliminar las cookies. Activar la casilla Cookies y, a continuación, hacer clic en Eliminar. - Seleccionar la pestaña de Seguridad y utilizar la Configuración mover el control deslizante totalmente hacia arriba para bloquear todas las cookies o totalmente hacia abajo para permitir todas las cookies. Tras ello, hacer clic en Aceptar. * Más información sobre Internet Explorer 9.
 
En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. En algunos navegadores se pueden configurar reglas específicas para administrar cookies por sitio Web, lo que ofrece un control más preciso sobre la privacidad. Esto significa que se puede inhabilitar cookies de todos los sitios salvo de aquellos en los que se confíe.

PIEZA DEL MES - MAYO 2012

Nuestra Señora del Rosario.

Mármol policromado. 44,5 x 27 x 18 cm. ¿Siglo XVI?

Parroquia de la Candelaria, Zafra

mayo12a

La antigua Colegiata guarda esta imagen mariana de época incierta.

Una pieza, pequeña e ingenua, que se muestra hermética al análisis: pesan su ignoto origen y sus formas alejadas de las mudanzas estilísticas pretéritas. Solo su iconografía y los rasgos desproporcionados y poco diestros, fruto quizá de un artífice improvisado, abren cauces de empatía.

Representada de pie, la Virgen viste una túnica decorada con roleos vegetales, de la que despunta uno de sus zapatos. Un manto, rojo y abultado, cae desde su cabeza para recogerse en los brazos. Del derecho, que deja ver la bocamanga y la muñeca, pende un rosario. El Niño, a su izquierda, se apoya en el cuadril y va ataviado con una sencilla túnica talar.

De inexpresivos semblantes quieren, empero, mostrar una devota afectividad: si María toma amorosamente la mano de su Hijo, éste se esfuerza por alcanzar el rostro materno para acariciarlo.

Y es ese gesto infantil, entre otros detalles, el que nos lleva a preguntarnos si esta imagen fuera la primitiva de Nossa Senhora da Enxara. La que tomara en su santuario de la antigua villa alentejana de Ougüela (Campo Maior) don Juan José de Austria, hijo ilegítimo de Felipe IV y “Capitán General de la Conquista del Reino de Portugal”, durante la campaña de 1662.

La documentación al respecto nada dice del aspecto de aquella. Mas, como el cuartel general de don Juan José estaba asentado en invierno en Zafra, antes de comenzar la siguiente expedición, ordenó que la imagen fuese colocada para su veneración en el altar mayor de la iglesia conventual de Santa Marina. El solemne acto tuvo lugar el 8 de enero de 1663. Y allí permanecería hasta la desamortización.                                                          

 

PIEZA DEL MES - ABRIL 2012

«Inymitable echvra». Retrato de la Virgen de Belén.

Papel y tinta.
35 x 20,5 cm.
1738.

Parroquia de la Candelaria, Zafra.

abri12

No es frecuente, como ocurre en el Libro de Acuerdos y Quentas de la cofradía de Nuestra Señora de Belén,  iniciado en 1738, encabezar un volumen de anotaciones de una hermandad con un dibujo de la imagen devocional y un poema fervoroso.

El dibujante nos muestra «un retrato fiel» de la imagen de la Virgen que, a pesar de que era de bulto entonces, iba vestida con sus mejores ornamentos.

Aunque contamos con ejemplos medievales, el gusto por vestir las imágenes adquiere un gran desarrollo desde el siglo XVI: tejedores, bordadores, alfayates, orfebres, vestidores o camareras se esforzaban en ataviarlas con diferentes atuendos y adornos según los tiempos litúrgicos.

En las festividades, la Virgen de Belén usaba «un vestido entero de tisú blanco», una tela de seda bordada de ramajes, flores y pájaros sobre oro o plata, que estaba compuesto de «delantera, casaca, falda y manto, con flores de oro y galón fino». Sobre la cabeza llevaba una toca de velillo, una tela muy ligera y sutil adornada con perlas falsas y piedras. Y la faz se enmarcaba con un rostrillo de tela acartonada adornada de aljófar, un adorno femenil que en el siglo XVIII se mantenía solo en el atuendo de las imágenes marianas.

A semejanza iba peripuesto el Niño, mas al cuello lleva gorguera, pieza de lienzo plegado y alechugado.

Coronas, cetro, orbe, cintas y lazos completarían el atavío.

Así engalanada salía la imagen a bendecir los campos de Zafra, el Domingo de Cuasimodo, sobre unas andas a modo de templete con «mástiles dorados» y precedida de un gran «pendón de damasco carmesí» con su cruz de plata, al que flanqueaban los dos alcaldes de la cofradía con sus respectivas varas.

 

PIEZA DEL MES - MARZO 2012

Carta del gobernador del Estado de Feria.

Papel y tinta.
35 x 20,5 cm.
Madrid, 23 de diciembre de 1624.

Parroquia de la Candelaria, Zafra

Pieza del mes de marzo 2012

Del tesoro documental, que conserva el archivo de la antigua colegial, hemos entresacado esta carta por sus resonancias europeas.

Remitida desde la Corte por don Pedro Laso de la Vega, conde de Los Arcos y gobernador del Estado de Feria, seguramente al contador ducal, se ruega en ella “oración particular y general en todo ese estado” por el tercer duque de Feria, don Gomes Suárez de Figueroa y Córdoba, que era entonces gobernador del Milanesado y estaba “metido en grandes guerras en Italia”.

En 1618 había estallado la llamada Guerra de los Treinta Años, que enfrentó a las grandes potencias europeas en una larga contienda de raíces religiosas, pero que acabó siendo una disputa por la hegemonía continental.

La carta hace alusión a uno de los enfrentamientos por la posesión de la Valtelina, un paso alpino estratégico que permitía la comunicación entre las posesiones españolas del norte de Italia y de los Países Bajos, y del Milanesado, con el objetivo de liquidar el poderío español en el norte de la península Itálica.

En noviembre de 1624, el valle fue invadido por un ejército franco-suizo, mientras fuerzas navales francesas asediaban Génova, aliada de España, y el duque de Saboya correspondía invadiendo el Monferrato.

La respuesta española y de sus aliados fue formar un poderoso ejército de tierra que, comandado por el duque de Feria, marchó en ayuda de los genoveses, liberando primero el Monferrato. Mientras, la armada del marqués de Santa Cruz levantaba el bloqueo marítimo.

Y, aunque las tropas no actuaron en la Valtelina, tanto franceses como saboyanos, dado el revés sufrido, tuvieron que aceptar las duras estipulaciones del Tratado de Monzón de 1626 y el mantenimiento del statu quo.

Juan C. Rubio Masa

Pieza del mes - febrero 2012

Bendición del abad.

Grabado calcográfico a buril.
36,5 x 24,5 x 9 cm.
Francesco Villamena.
En Pontificale Romanum Clementis VIII Pont. Max. iussu restitutum atque editum.
Impreso por Giacomo Luna.
Roma, 1595.
Parroquia de la Candelaria, Zafra

 

 

Bendición del abad - Pieza del mes - febrero 2012

 

El Pontifical Romano de 1595 es un voluminoso libro que recoge el ritual seguido en la capilla papal y, por extensión, en el resto de las iglesias católicas.
Publicado por el papa Clemente VIII (1592-1605), en sus páginas se va desgranando el ceremonial de la ordenación de presbíteros, la consagración de obispos, altares o cálices y la bendición de abades, iglesias, cementerios o campanas. Incluso marca el protocolo que ha de seguirse en el recibimiento de prelados, en las visitas a las parroquias o en el ordenamiento de los sínodos. Sin obviar ceremonias como la de coronación de reyes, el recibimiento de emperadores o la bendición de banderas de guerra y armas.
Plagado de estampas, el Pontifical es una obra instructiva al ilustrar los ritos descritos. Fueron realizadas a buril sobre planchas de cobre por el grabador italiano Francesco Villamena (1566-1625). Como discípulo del holandés Cornelis Cort, en Roma, en su producción abundan las escenas de género; aunque, también se llegó a ocupar de las láminas arquitectónicas de uno de los libros de Vignola (1617).
Nueve grabados ilustran el rito de bendición y juramento de un abad, que culminan en el que, arrodillado ante el altar, exhibe los ornamentos de su rango eclesial: la mitra y el báculo pastoral. Un ritual que hubieron de seguir los catorce abades mitrados, que tuvo la colegiata de Zafra en sus algo más de doscientos años de existencia.
Esta joya bibliográfica perteneció al obispo de Badajoz Félix Soto Mancera, que legó a su muerte, en 1910, parte de su espléndida biblioteca a la colegiata en la que había sido bautizado en 1849.

Juan Carlos Rubio Masa